Estas vacaciones recuerda llevar tu cepillo de dientes.

vacaciones-de-verano

Ahora que llega el calor, y con él las ansiadas vacaciones de verano son muchos los que aprovechan para irse de viaje o simplemente darse una escapadita.

Es tiempo de disfrutar al aire libre, conocer sitios nuevos, de desconectar de la rutina diaria y relajarnos un poco. Bueno, un poco… Algunos nos relajamos hasta tal punto que descuidamos algunos aspectos esenciales de nuestra higiene personal.

El verano es una de las épocas de mayor riesgo para la salud bucal debido al abandono de los hábitos de higiene diaria.

visita la web

Aunque no os lo creáis uno de cada cuatro españoles deja de cepillarse los dientes en sus vacaciones, o no lo hace con la frecuencia que debería. Las escusas son muy variadas y todos las conocemos:
Se me olvidó llevar el cepillo de dientes, comemos en la calle (bares, restaurantes, chiringuitos…) y allí no me puedo cepillar o simplemente se me olvida o me da pereza.
A esto tenemos que sumarle que cambiamos por completo nuestros hábitos dietéticos. Comemos mas veces al día, picamos entre horas, consumimos mas dulces, helados y todo tipo de productos con exceso de azúcar. Ademas existe un aumento en el consumo de productos tóxicos tales como el café, el tabaco o el alcohol.
Pues debéis saber que los microorganismos que habitan en la boca no se toman vacaciones, todo lo contrario. Es en estas circunstancia cuando proliferan mas rápidamente y atacan con mayor agresividad ya que le estamos administrando una fuente continua de azucares para que trabajen las 24 horas del día en la destrucción de los tejidos dentarios.
Esto favorece la  aparición de caries, gingivitis y otras infecciones bucales.
Además, durante estos meses, el incremento de las temperaturas puede provocar cuadros de deshidratación.
Os preguntaréis cómo afecta esto a nuestra boca, muy sencillo: cuando una persona se deshidrata, su capacidad de salivación disminuye, por lo que no puede arrastrar los residuos de comida que quedan en la boca. Al mismo tiempo, la saliva pierde parte de su capacidad como desinfectante local, dando lugar a procesos de gingivitis y periodontitis y, en casos extremos, aftas y xerosis (sequedad) oral incluso infección por hongos patógenos como la candidiasis.
Para evitar la deshidratación, se recomienda beber diariamente entre 1,5 y 2 litros de agua.
 Espero que después de haber leído esto toméis un poco de conciencia y no descuideis vuestra higiene oral. Seguro que este verano os acordareis de mi cada vez que comáis.
No me queda nada mas que desearos que tengáis unas buenas vacaciones a todos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s